Second slide

Cursillos prematrimoniales 2020 celebrados en el Santuario de la Virgen de la Cabeza

15/04/2020
Actualidad
Cursillos prematrimoniales 2020 celebrados en el Santuario de la Virgen de la Cabeza

Quedaban pocos días para el fin de semana en el que asistiríamos a la congregación más importante de nuestro curso prematrimonial en el Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza. Hasta ahora, todas las reuniones celebradas habían sido muy interesantes de cara a la preparación del matrimonio y el acercamiento a Jesús: Habíamos hablado tendidamente del sentido del sacramento del matrimonio, de los valores y conductas  cristianas, principales causas de divorcio, etc… Ignorábamos cual sería la agenda que seguiríamos en el fin de semana aunque dábamos por sentado que siendo un acto organizado por nuestro párroco D. Germán y con Jesús como tema central del mismo, sería muy interesante.

Sobre las 20:00 de la noche del viernes llegamos al santuario. Por un lado estábamos un poco nerviosos y nos preguntábamos: ¿Cómo se desarrollará el fin de semana? ¿Qué actividades habrá preparadas? Pero por otro estamos tranquilos pensando que todo está organizado por D. Germán. Además nos sentíamos muy afortunados por poder compartir y vivir esta experiencia con más personas en una situación muy parecida a la nuestra.

La primera actividad que llevamos a cabo como grupo fue ver la película “Un lugar donde rezar” (recomiendo también “Prueba de Fuego” vista en otro encuentro). Son películas que manifiestan el amor verdadero de una pareja teniendo en el centro de sus vidas a Jesús. Al finalizar la película compartimos un rato muy bueno hablando sobre ella y el claro ejemplo del amor hacia tu pareja a través de la oración y cuidado, verdaderamente nos dio que pensar y nos ilusionó por la vida de oración… aunque esto era sólo el principio. Me fui esa noche a dormir dando gracias por lo que tengo en mi vida, en palabras del Papa Francisco “Un cristiano que no sabe dar gracias ha olvidado el lenguaje de Dios”.

Al día siguiente, el sábado, comenzamos la mañana a las 9:00. Tras ir al camarín a rezarle a María y encomendarnos a ella, leímos unas frases del Papa Francisco. Al principio nos daba vergüenza a todos leer en voz alta pero poco a poco fuimos tomando confianza. Teníamos que elegir una frase, y la verdad que fue una elección difícil ya que son todas frases maravillosas sobre el matrimonio. Son consejos que me gustaría leer todos los días en mi vida.

Tras esto, uno de los momentos más emotivos de la mañana fue la presentación. Consistía en presentar a tu pareja y decir qué era lo que más te gustaba de él o ella. Es muy emocionante que tu pareja diga algo tan bonito sobre ti y delante de todo el mundo. Nunca había vivido una experiencia como esa de modo que comencé la mañana muy feliz.

Al grupo de las 9 parejas se unieron tres parejas más de matrimonios “veteranos”. Desde la mañana nos fueron abriendo las puertas de su corazón de par en par. Durante el día estuvimos viendo las diferentes etapas por las que pasa el amor explicando cada una de ellas mediante ejemplos y experiencias reales que ellos habían vivido. Hablamos mucho de la comunicación y el diálogo en pareja como herramienta fundamental para comprenderse y apoyarse mutuamente. Del mismo modo, hablamos sobre Jesús y la importancia de tenerlo día a día presente en nuestro matrimonio y nuestra familia. Aprendimos que el amor es una de las motivaciones más importantes de la vida y que hay que saber protegerlo y cuidarlo. Al mismo tiempo hicimos varias actividades en pareja que consistían en responder a varias preguntas de forma individual y después comentar las respuestas en pareja: Estos ejercicios nos incentivaron no solo a hablar sin tapujos de nuestra pareja, sino a seguir haciéndolo en el futuro, práctica que es muy recomendable.

El sábado por la tarde profundizamos en los sacramentos de la Iglesia. Muchos sabemos de ellos pero no somos cocientes de cómo están presentes en nuestras vidas, de cuanto bien nos hacen, y lo que es mejor, de cuanto bien nos pueden llegar a hacer; sería muy extenso poder escribir al menos algo de lo que se nos dijo de cada uno de ellos, lo que si es cierto es que lo que no se conoce, no se puede disfrutar… ahora somos cocientes del regalo tan impresionante que es el bautismo, de lo que puede llegar a hacer en tu vida una confesión bien hecha, de la fuerza que te puede dar la Eucaristía, y lo más impresionante en este momento de preparación al matrimonio, descubrir lo mejor de la boda: Dios en nuestra relación, en nuestra familia.

Después de la cena del sábado fuimos al presbiterio del santuario. Allí tuvimos un momento de oración, llevamos a cabo la lectura de la parábola del hijo pródigo y nos preparamos las confesiones ante la presencia de Jesús Eucaristía. Nos acompañaban además un grupo numeroso de matrimonios de Equipos de Nuestra Señora de nuestra parroquia que vinieron a compartir con nosotros la oración. Nos confesamos todos, este momento fue maravilloso, en el silencio de la noche cada uno íbamos acudiendo al confesionario y volvíamos a nuestro silencio, a nuestra paz interior habiendo recuperado la amistad con Dios y con nosotros mismo, habiendo recibido la Gracia de Dios. Esa noche además tuvimos la gran suerte de compartirla con la peregrinación que hicieron al Santuario los internos de la prisión de Jaén con la Pastoral Penitenciaria. Compartimos un momento muy especial en el que pudimos estar todos juntos y cantar junto a ellos.

Por último, al final de la noche también pudimos compartir un rato distendido y más informal con el resto de las parejas. Celebrando la alegría de la amistad que se fue forjando y en el fondo también de descubrir la Alegría de la Fe si se vive intentando la coherencia.

El domingo volvimos a vernos a las 9:00 de la mañana. Tras un buen desayuno comenzamos la mañana rezando el rosario en el camarín de la Virgen. Tuvimos la gran sorpresa de recibir como regalo un Rosario además de una guía de como rezarlo. D. German nos fue introduciendo en el inmenso horizonte que esta oración encierra de paz e intimidad con Jesús acompañados de María. Muchos fuimos los que salimos con el propósito de querer rezar juntos esta hermosa oración, siguiendo también el ejemplo de los matrimonios que nos acompañaron y nos contaron su experiencia de oración en familia con el Rosario. Nos quedamos con una frase que se nos repitió en varias ocasiones: “La familia que reza unida, permanece unida”.

Durante la mañana seguimos profundizando en grupo en los valores cristianos y el sacramento del matrimonio. Descubrimos que ser familia es muy bueno, pero poder llegar a ser familia Cristiana es sin duda lo mejor que te puede pasar. Finalmente terminamos la mañana con una misa que creo que ha sido de las más hermosas de mi vida. Entramos las 9 parejas por el pasillo central, seguidos de los matrimonios que nos han acompañado, D. Germán y los monaguillos de la parroquia de Villargordo hasta sentarnos en torno al altar. Allí D. German comenzó la eucaristía. Había un coro rociero de la Cofradía de la Virgen de la Cabeza de Cardeñas, lo que hizo que la misa fuese aún más maravillosa. Fue impresionante poder estar tan cerca en todos los sentidos de Aquel invitado que queremos tener constantemente en nuestras vidas y en nuestro matrimonio. Tras comulgar, todas las parejas estábamos sentadas y recibimos unas cartas. ¡Eran de nuestros padres! Fue uno de los momentos más emotivos de todo el fin de semana, todos derramamos lágrimas, muchas lágrimas dulces por las palabras de nuestros padres hacia nosotros. Fue un momento muy especial y nuevamente compartido entre todos. El Amor de Dios se nos manifiesta de muchas formas.

Tras la eucaristía, terminamos almorzando una paella con un numeroso grupo de la comunidad cristiana de Villargordo que habían venido a acompañarnos, entre ellos varios vecinos y familiares. Fue el broche de oro para un fin de semana muy especial. En palabras de D. German: “La fe es lo mejor que te puede pasar en la vida, Jesús debe estar anclado en nuestro corazón, y desde ahí amar todo lo demás. El cristianismo es fantástico, pon a Jesús en tu vida, en tus oraciones y tenlo siempre presente, porque todo lo que puede aportarnos realmente es maravilloso. Pon un cura en tu vida y unidos en la cercanía de la Fe, la vida tendrá sentido, será una alegría”

En resumen, valoramos la experiencia muy positivamente. Pienso que nos hemos preparado muy bien como matrimonio cristiano para recibir la gracia del Espíritu Santo. El curso nos ha ayudado muchísimo a reforzar nuestra pareja, ser más felices y en definitiva acercarnos más a Jesús. Por otro lado, estamos muy contentos de haber hecho muy buenos amigos en estas reuniones y haber descubierto el valor de la gran comunidad cristiana que forma la Iglesia. Estamos seguros que esto ha sido solo el principio ya que tenemos decidido que seguiremos participando en estos encuentros organizados por la parroquia.


Laura Martínez y Lorenzo Jiménez


Tengo que decir que es una experiencia MARAVILLOSA, ESPECTACULAR, PRECIOSA......, porque jamás hubiéramos imaginado que este fin de semana LLENARÁ TANTOS NUESTROS CORAZONES. Sentir que Dios está siempre con nosotros, aprender hacerlo más presente en nuestra vida cotidiana, y que después de unas semanas que esa llama se la Fe, permanezca y viva entre nosotros.

Muchas gracias a Don Germán (nuestro gran párroco) y como no, a los tres matrimonios que nos acompañaron, por su paciencia y todo el esfuerzo.
Gracias y mil gracias, nosotros hemos sacado un buen provecho, como dije al principio íbamos cabizbajos y vinimos con una gran autoestima, felicidad y alegría, donde podamos formar una gran familia para rezar unida y permanecer unida.

P,D; NO DEJÉIS DE HACER ESTOS ENCUENTROS, PORQUE HA QUIEN VERDADERAMENTE LE IMPORTE DIOS, ALLÍ LO ENCUENTA PLENAMENTE.

P,D; NOSOTROS SEGUIREMOS EN ESTE CAMINO, PODÉIS CONTAR CON NOSOTROS.

UN SALUDO,MUY GRANDE



Mi pareja y yo consideramos que la experiencia de los cursos prematrimoniales en el Santuario de la Virgen de la Cabeza han sido totalmente positivos.

Ambos coincidimos en que ha sido una manera diferente y amena de acercarnos a la comunidad De la Iglesia, a la vez que preparamos nuestro “gran día”. 

Quizá hemos echado de menos algunos momentos más de distracción en grupo.

Hemos aprendido, hemos compartido, hemos convivido, hemos encontrado nuevas amistades... para nosotros esto tan solo es el principio de un camino.

Queremos alabar la gran labor de los matrimonios que nos han acompañado y en especial la de D. German.

En conclusión, apostamos por nuevas ediciones.

 


Bueno amigos en nombre de Juanfran y mio (Miriam), os pongo por aquí nuestra experiencia del cursillo prematrimonial, ya que no sabíamos exactamente si había que mandarla por correo o como, pero bueno yo lo hago por aquí para todos vosotros que ahora tenéis tiempo de leernos y así os amenizamos un poco☺.

Por parte nuestra ponemos un 10 a esta experiencia, no solo nos ha servido para hacer aún más cierto q Dios está presente en nuestras vidas en todo momento y que es guía y luz en el camino, Sino para también saber en qué consiste el compromiso que vamos a adquirir y para saber por supuesto que la palabra AMOR Y DIOS van de la mano.

Perdonad por la demora en nuestro testimonio, pero ha sido una semana dura para nosotros, pues finalmente con todo preparado hemos tenido que aplazar nuestra boda.

La pasaremos para más adelante, posiblemente 29 de agosto.

Será aún más motivo de Alegría doble, pues si la cosa sale bien estaremos libres d este bicho y además estaremos con ganas reprimidas de festejar y será un día grande y bueno☺

Ya cn ayuda De Dios hemos sacado el lado positivo a esta situación.

Finalmente agradecer a German su labor encomiable, y el carińo que le pone a las cosas, y por supuesto a los 3 matrimonios que nos acompańasteis que habéis Sido pieza fundamental, gracias mil gracias .

Y al resto de futuros matrimonios doy un ole y un aplauso q tan De moda está ahora.

Un beso de corazón.

Miriam y Juanfran ❤


Os vamos a contar cómo fue nuestra experiencia no solo en el santiario, sino desde que comenzamos a conocernos.

A lo primero hibamos nerviosos y con vergüenza unos mas y otros menos , pero yo creo que todos , pero cuando llegamos al santuario todo cambió fue diferente , nos conocimos más con las otras parejas y disfrutamos muchísimo, la verdad es que volveria a vivir esta experiencia porque personalmente para nosotros fue muy gratificante y aprendimos muchísimo también, no solo nos sirvió como pareja o nuestro futuro matrimonio si no como también como persona y también para cercarnos mas A Dios.

Queremos agradecer a nuestros compañeros (amigos) Por los momentos vividos con ellos y a los matrimonios por darnos sus consejos y experiencias vividas y a don german que sin el esto no hubiese ocurrido

GRACIAS DE CORAZÓN A TODOS LO RECORDAREMOS SIEMPRE ❤️
 Mari carmen y pedro


Aprovechando estos días en casa como consecuencia de este virus que por desgracia hoy tenemos presente y sacando un poco del tiempo que el trabajo me permite tener, escribo este texto para contar mi experiencia el fin de semana pasado con motivo del curso pre-matrimonial.

Para nosotros, porque hablo también desde el conocimiento de que Raúl opina exactamente igual que yo, ya que lo hemos comentado tanto en los momentos en que estábamos allí como después, ha sido una experiencia única y preciosa desde el momento en que llegamos el viernes hasta que nos vinimos; que anteriormente no habíamos tenido oportunidad de vivir, y que nos ha acercado aún más a la grandeza de Dios.

Desde el primer momento que llegamos nos sentimos arropados por todos, tanto por los 3 matrimonios que tuvieron que dejar a un lado su tiempo y el aprovechar el fin de semana con sus familias y amigos, como por ti, Germán.

Os preocupasteis porque el fin de semana fuese ameno, por compartir con nosotros lo que un matrimonio conlleva, nos enseñasteis a entender si cabe más a nuestras parejas y a valorar a la persona que tenemos al lado tanto en lo bueno como en lo malo.

Por tu parte, Germán, gracias por transmitirnos el amor de Dios, por hacer que el fin de semana a mí, particularmente, me supiera a poco.
Gracias por los momentos de recogimiento, al lado de la Santísima Virgen.

Gracias por la eucaristía tan preciosa que nos hiciste, y por darnos un trato prioritario en todo momento.

Si Dios quiere y nos lo permitís nos gustaría seguir formando parte de estos encuentros y compartir con todos vosotros nuestras experiencias, y en definitiva seguir haciendo parroquia.

No soy de expresarme mucho, pero por mi parte ADELANTE seguir fomentando estos encuentros, porque todo lo que aprendimos y podrán aprender los futuros matrimonios es bueno. Y nosotros, aunque suene repetitivo, os estamos muy agradecidos.

Por cierto, también gracias por no darnos un cursillo de unas horas como el que hicieron tus amigos, ellos habrán ganado algo más de tiempo en hacer sus cosas en vez de estar 3 días fuera, pero que pena, se han perdido una convivencia única!!

 


2019 © Parroquia la Asunción de Villargordo